SelfTanning kiko

¡Empieza el verano!, pero aún no hemos tenido tiempo de ir a la playa a tomar el sol y todavía lucimos ese blanco invernal en nuestra piel. ¿Qué tenemos que hacer si necesitamos un poco de color? Pues sencillo, un poco de auto-bronceador y solucionado. Yo no soy muy fan de estos productos, básicamente porque hay que ser muy meticuloso a la hora de aplicarlos e ir con mucho cuidado de que no queden manchas o zonas sin haber aplicado el producto. Pues bien, con estos sencillos pasos ¡seguro que logras tu mejor bronceado “falso”!

Lo primero de todo y más importante es exfoliar bien todo el cuerpo: utiliza un exfoliante que tenga muchos gránulos. Yo utilizo el de Soap&Glory, Flake away, por su olor a melocotón y por lo suave que deja la piel una vez lo has usado.

flakeaway_soap&glory

 

El segundo paso es hidratar la piel, sobre todo aquellas zonas más secas, como codos, rodillas, tobillos… para que luego el color nos coja uniformemente por toda la piel.

Cuando vayas a aplicarte el auto-bronceador utiliza guantes, es muy importante, porque sino las manos te quedarán más oscuras que el resto de cuerpo . Una vez te hayas aplicado el producto por todo el cuerpo, quítate los guantes y aplica una pequeña cantidad en las manos y luego te las lavas por si acaso.

Luego utiliza un paño para pulir las zonas que te hayas manchado demasiado, como uñas, axilas, el lateral del pie… Ojo con el rostro, ¡no querrás lucir un bigote moreno!

Por último y no menos importante: Recuerda aplicarte crema hidratante todos los días y exfoliar tu piel al menos una vez por semana.

¡Y disfruta de tu bronceado!

Anuncios