Ladival sun

¡Ya es verano! Aunque por el tiempo que estamos teniendo por aquí no lo parece, pero bueno, a lo que vamos, lo importante… Hay que protegerse de los rayos solares. Me he dado cuenta a lo largo de los años de lo poco concienciada que está la gente respecto al sol, sobretodo los turistas, con la piel quemada literalmente por la falta de protección solar. ¿Nadie les ha explicado lo dañino que es eso para su piel? Luego nos quejamos… “mira que manchas… mira que arrugas…” o cosas peores… ¡Pues que por falta de información que no sea!

Tu piel se acuerda de todas las exposiciones al sol que has tenido a lo largo de la vida y, por eso, cuando seas mayor te recordará que la has puesto muchas veces en peligro, mostrándose más estropeada, envejecida, arrugada, gruesa y con manchas. Además, dependiendo del número de quemaduras que hayas podido tener en la infancia, tendrás más probabilidad de sufrir alguna de las enfermedades relacionadas con la piel, como por ejemplo, el cáncer.

Del sol nos llegan tres tipos de rayos que afectan a nuestra piel:

  • UVB: Rayos ultravioletas tipo B. Llegan a la capa externa de nuestra piel. Un exceso de estos rayos nos provoca quemaduras en la piel, nos baja las defensas, nos produce cáncer a largo plazo y nos aumenta la melanina.
  • UVA: Rayos ultravioleta A. Llegan a la capa media de la piel. Afectan al colágeno y a la elastina provocando un envejecimiento de la piel prematuro. Producen alergias solares y son los rayos que nos permiten el bronceado.
  • IR: Rayos infrarrojos. Penetran hasta los músculos. Pueden alterar en ADN celular.

Pues después de haber explicado todo esto es el momento de buscar un protector solar adecuado, que nos proteja frente a todas estas radiaciones solares. Una marca de fotoprotectores que os puedo recomendar, por completos y porque se preocupan por nuestra piel son los de Ladival:

 

Cremas solares Ladival

Los solares de Ladival contienen los ingredientes indispensables para proporcionar una eficaz protección solar en profundidad y evitar posibles reacciones de fotosensibilidad. Esto significa que en su fórmula SIN, no encontrarás perfumes, colorantes ni parabenos, convirtiéndolos en productos que respetan la piel y evitan reacciones alérgicas. ¡Y lo más importante! Nos protegen en profundidad frente a las radiaciones UV-A/UV-B e IR-A.

¡CONSEJOS!

  • Si realmente quieres que tu fotoprotector te proteja, aplica más producto del que normalmente utilizas.
  • Recuerda que el producto se va perdiendo debido a la actividad que realizas en la playa (deporte, baños, etc..) Vuelve a aplicar el protector solar cada 2h.
  • Después de haber estado expuesto al sol, tu piel está muy seca. Te recomiendo ducharte con agua templada y rehidratarla bien con un After Sun que, además, te ayudará a refrescarla.
  • Es importante utilizar fotoprotector todo el año: El sol sale cada día del año, ¡no hace nunca vacaciones! Por eso, debes fotoprotegerte durante todas las estaciones del año cuando realices actividades al aire libre (como jugar a fútbol, dar un paseo en bici o esquiar…)
Anuncios