Maquillaje Nude

Los tonos nude son los más similares al color de la piel y por tanto, dependen de la persona y del tono de piel que tenga. El empleo de estos tonos a la hora de maquillarnos hará que consigamos el efecto llamado “cara lavada”, así pues se basan en la naturalidad, consiguiendo que, aparentemente, no llevemos maquillaje.

Los tonos nude, también llamados tonos maquillaje, son aquellos que visualmente desaparecen al aplicarlos sobre nuestro rostro, por tanto son tonos cálidos, discretos y armonizan perfectamente con nuestro tono de piel.

Para conseguir un maquillaje nude podéis seguir los siguientes consejos:

La base de maquillaje debe corresponder a tu tono de piel, ser ligera y fluida, ya que las bases fluidas siempre son más naturales y se funden mejor con la piel.

El colorete debe tener subtonos anaranjados, dorados o tostados, como los polvos de sol o bronceadores, siendo estos uno o dos tonos más oscuros que el maquillaje, pero no más, ya que si no conseguiremos el efecto contrario, el de “cara manchada o sucia”.

Los ojos deben permanecer limpios, como mucho utilizar correctores y/o sombras de ojos en tonos ocres, y no utilizar delineadores de ojos ni máscaras de pestañas en colores oscuros. Los iluminadores también nos serán de gran ayuda, ya que bien aplicados proporcionan puntos de luz a nuestro rostro.

En los labios podemos aplicarnos un poco de gloss o un labial lo más parecido a tu propio color de labios, así conseguiremos un look fresco y natural.

A veces podemos confundir conceptos y utilizar productos que no nos aportan naturalidad. Por ejemplo, un labial de color nude del mismo tono que nuestra piel hará que el labio desaparezca por completo y esto es lo opuesto a algo natural.

Prácticamente todas las marcas de maquillaje tienen tonos nude en sus líneas de productos, desde las marcas low cost hasta las de alta gama.

Anuncios